Lo bueno y lo malo de cada tipo de piel

Lo bueno y lo malo de cada tipo de piel

Tener determinado tipo de piel no sólo implica conocer sus desventajas, sino también sus ventajas, este conocimiento nos brinda las bases necesarias para poder afrontar los desafíos que supone un tipo de piel y otro y así implementar los cuidados rutinarios básicos para poder potencializar toda su belleza.

Para las pieles grasas, recuerda que una de las grandes desventajas es que presentan brillos y oleosidades durante todo el día, por lo que el maquillaje suele durar poco; adicionalmente tienen una gran propensión a sufrir imperfecciones como acné y poros agrandados; sin embargo, algo muy favorable es que suele conservar su juventud por más tiempo, ya que la aparición de arrugas tiende a ser más tardía que en las pieles secas.

Para las pieles secas, su mayor virtud es tener una apariencia casi perfecta, sin brillos y libre de imperfecciones, sin embargo, su mayor debilidad es que suele provocar molestias a quien la posee, por presentar sensación de tirantez, descamaciones, intolerancias y hasta asperezas; por esto requieren de rutinas profundas de hidratación y protección, pues suelen envejecer mucho más rápido debido a la mala producción de sebo.

En cuanto a las mixtas, como su nombre lo indica, estas resultan ser una combinación entre las pieles secas y las grasas, de manera que comparten las ventajas y desventajas de estos dos tipos de cutis; aunque muchos afirman que cuidar este tipo de cutis resulta ser todo un desafío, especialmente cuando se trata de limpiarlas e hidratarlas, hoy en día tenemos a la mano una variedad de productos todo en uno, ideales para equilibrarlas, sin importar la diversidad de sus necesidades.

Publicado en 01/08/2018 0 188

Deja un comentarioDeja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Historial

Categorías

Últimos Comentarios

Sin comentarios

Buscador

Comparar 0
Anterior
Siguiente

sin productos

Estar determinado Envío
$ 0 Total

Pagar